Páginas vistas en total

Follow by Email

jueves, 5 de enero de 2012

"Dobleces" en el mercado


"Dobleces" es un disco de casa. Un disco de "bar de abajo", de tienda de discos "de toda la vida". Por eso, cuando Pablo Quiroga, Johnny Bellvara y yo nos enrolamos en esta aventura, le dimos muchas vueltas al conflictivo asunto de la distribución. No tuve una buena experiencia con ese tema para "Dudas y precipicios"... Los discos acabaron apilados en los almacenes de las distribuidoras, en lugar de llenarse de polvo en las estanterías de FNAC o de "El Corte Inglés". ¿Por qué?. Por algo muy sencillo: no soy conocido. Cuando mi discográfica preguntaba por qué no había discos de Alfredo González en FNAC Callao o en "El Corte Inglés" de Preciados, los jefes del asunto le decían que Alfredo González no vendía discos. Sin embargo, llegaban decenas de discos de otra gente cada semana que acababan en los cajones. La pescadilla que se muerde la cola, vaya. Yo mismo pregunté allí y en otras tiendas por mi propio disco y me contestaban amablemente que no lo había "en tienda" pero que podían pedírmelo. Pedirlo suponía esperar varios días y volver a la tienda a por él -eso en el caso de que lo encontraran, algo no siempre factible-; incluso cuando se habían vendido varios, no lo reponían... Pero las distribuidoras son así: si, de repente, suena la flauta, se forran. Si -como es habitual- no suena, te quedas en un simple número de referencia.

  Pese a todo, no me fue tan mal con ese disco. Vendí algo más de 1000 copias, prácticamente todas en mano, en los conciertos o en los bares de los amigos... Así que, como comentaba, cuando llegó el arduo debate de la distribución, optamos por lo directo, por lo artesano. Los distribuidores somos nosotros. De poco me sirve tener 1000 discos en cajones de multinacionales-que, por otra parte, requieren que se les venda a un precio menor para que saquen un beneficio enorme- si nadie va a poder, si quiera, tocarlos; decidir si lo compran por la portada o por los títulos de las canciones. 

 Así que "Dobleces" sólo podrá comprarse en una de las tiendas de FNAC, la única de Asturies. La tienda donde trabajé durante un año y donde mis ex-compañeros sabrán cuidar de él. El resto de lugares, que listaré a continuación, son bares de confianza, librerías de familia, lugares que saben tratar a los discos... Y, por supuesto, mi propia web. Si vas a tener que esperar una semana para que llegue el disco a "El Corte Inglés" de la esquina, te lo envío yo desde la oficina de Correos de mi calle. Sólo tienes que entrar aquí y seguir las instrucciones.

  No sé si estamos dando un paso a atrás o si estamos siendo honestos con la realidad. Sólo sé que esta es, para nosotros, la mejor opción ahora mismo. Aquí tenéis, en definitiva, los puntos de venta:


Asturies

Xixón:

Llibrería Paradiso
Piraña Records

Uviéu:

Chigre L'Esperpeyu

Siero:

FNAC Parque Principado

Mieres:

Café La Habana
Musical Miler

Turón:

Bar La Bolera
Bar de La Casa de la Juventud

Candás:

Llibrería Pallabres de Carambelu

Tinéu:

Llibrería Asturias

Fuera de Asturies

Madrid

Café Libertad 8

Venta on-line


  Allí os esperará mi doblez y, por supuesto, en los conciertos.

  Gracias por la escucha atenta, amigos. Un beso


 

6 comentarios:

Pato dijo...

Lo mejor que podés hacer con semejante disco es esto, no sólo con la música, también con la venta de libros se está haciendo lo mismo y con buenos resultados.

¡Lo mejor para Dobleces y para vos Alfredo!

Anónimo dijo...

Pues a mi me va a venir de Oriente, jaja, ye lo que pedí pa Reyes, mal asunto que nun lo merquen y me lo regalen la moza, mi hermana o mis padres...(Anónimo P.r.)

Jadris dijo...

Pues a mi no me cabe duda que es lo mejor que puedes hacer con tu disco Alfredo. Con las distribuidoras yo tengo la misma experiencia, que les den.

El panadero se levanta en la madrugada para preparar la masa y hornearla antes de vender el pan y a mi me parece un trabajo muy honrado. De igual manera que el músico que autoedita sus discos y los vende el mismo donde sabe que la gente lo quiere. Prefiero mil veces ser un "artesano" de la música que dejarlo en manos de intermediarios a los que la misma parece importarles cada vez menos.

Un saludo!

Larry Runner dijo...

Creo que es la decisión acertada. Otros que tu y yo conocemos que a día de hoy venden mas discos lo han hecho.

Y almenos, los que están vendiendo algo menos están ganando mucho más.

mikele dijo...

El sistema funciona, es mejor que depender de las discográficas /distribuidoras. Hice el pedido, y me llegó en poquitos días, desde luego mucho antes que si hubiera tenido que pedirlo.
Para completar el círculo, sugeriría venderlo como descarga en la web.
Tu haces el pago igual que la compra online, y te da un enlace para que te lo descargues, que expira al día, o a las n descargas.

Tuky dijo...

Mi papá siempre me dice "las cosas que se hacen con el corazón, siempre llegan a buen puerto"
creo mucho en eso, tanto, como que cada uno de tus discos llegará a manos de quien lo valore verdaderamente, tarde o temprano, pero llegará :)
Un abrazo.

pd: la opción de "hacer" en lugar de quejarse, me parece muy sana!