Páginas vistas en total

Follow by Email

viernes, 24 de agosto de 2012

Puta vida...


   Nun m´alcuerdo bien de la primer vez que vi a Puru. Seique foi nun conciertu de la primer xira de Corquiéu, pero nun sé si nel Parque del Oeste -Trebolgu-, si nel Conciertu pola Oficialidá... Taba nun llateral del escenariu y pa min, como tolos miembros del grupu, yera un referente musical. Munches vueltes-y di a "La barquera", muncho los siguí de bolu en bolu...

   El pasu´l tiempu, qu´a vegaes abraza fuerte, quixo qu´un día Corquiéu me llamara a min pa rexistrar la mio voz y´l mio pianu na grabación d´un cantar preciosu; y, coles mesmes, a collaborar en direuto en dellos conciertos. Ensayábemos en Ribeseya y siempre díbemos a tomar una al chigre Corquiéu, onde Puru diba d´atrás p´alantre del mostrador, ente pinta y pinta. Nun compartimos munchos momentos, pero tolos que compartimos foron importantes. 

  Agora escribo dende´l mio ordenador na otra punta de la península, con un malestar fondu dende ayer, con gana de tar na mio tierra pa poder dir a despedime d´elli... Y alcuérdome de que falábemos dalgunes vegaes de facer un conciertín en cualaquier requexu del Corquiéu y pasar la nueche ellí. "Vas pagame en pintes y en abellugu, Puru". "Tiéneslo seguro, Fredo". Nun se fixo. Al final, nun se fizo. Puta vida...