Páginas vistas en total

Follow by Email

jueves, 16 de abril de 2009

Uno, dos, tres, cuatro...

Debía ser 1996. O 1997. Yo, como tú, me había enamorado de una chica de 3ºB. Yo, como tú, no quería hacer la mili. La música, el cine, la literatura que nos conmueve es en la que nos encontramos y yo, en uno de esos días -que diría Manolo- me encontré, por casualidad o causalidad, con una canción que empapeló todas mis carpetas durante meses.

Era algo así: "Uno-dos-tres-cuatro, uno-dos-tres-cuatro, paso ligero, yo te lo mando". Creo que fue la primer cassette de un cantautor que anduvo por mi casa y, sin duda, fue la que más escuché. "La madre de Fabián", "Luna de menta", "La edad del porvenir", "De aquí a la eternidad"... Luego vino "Sunset boulevard", los discos raros, "Ni, na, no", "Plan B", "Caro Diario"...

Y, de repente, un día suena el teléfono y te dicen que vas a subirte al escenario del Gandiautor con ese tipo de pelo rapado que un día dejó de tocar en el metro para llenar, por ejemplo, el Teatro Jovellanos de Xixón. Y hoy, que ya me voy para allá, que sólo queda un día... Me pongo nervioso. Y pienso en todo lo malo que ha habido hasta ahora. Y pienso también en todo lo bueno. Y me vuelvo loco rehaciendo el set list. Y mecagoentodo porque Johnny no pueda venir. Y me haría ilusión vivirlo con Pablo. Y con Migue. Y con Nete. Y contigo.

Y pienso, qué cojones, a ver si al final es verdad que valgo para esto...

5 comentarios:

Mikel dijo...

Hermano, puedo entender perfectamente lo que debes sentir...
Mucha mierda mañana, ya me contarás, un abrazo!

Anónimo dijo...

Naa, naa, naaa. Ya verás cuando le chive que no quisiste ir a verlo al teatro...

mileuristaporuntiempo dijo...

y aunque no estén allí...tú sabes que están...!!que tal te ha ido???????cuentánoslo ya!!!!!

juanito dijo...

enhorabuena, te lo mereces por tu múisca jefe

Meli dijo...

Que grande es Javier Álvarez...recuerdo esa cassete en el coche en los viajes largos de vuelta a casa...mis primeras canciones para el recuerdo, en realidad la cinta era de mi hermano, y a él le encantaba la de uno, dos, tres, cuatro, uno, dos, tres, cuatro, paso ligero porque yo te lo mando...sin embargo yo me desfogaba cantando "La edad del porvenir"...me voy ahora mismo a ponerla en mi blog, que recuerdos.