Páginas vistas en total

Follow by Email

domingo, 22 de junio de 2008

A veces, cuando estoy solo en casa apuro las horas de cama, me tapo hasta el cuello, bajo la persiana y dejo de pensar en el miedo que le tengo a la palabra porvenir... -te llaman porvenir porque no vienes nunca, dijo Ángel-

1 comentario:

Laura Casielles dijo...

estoy en casa. Llegué hace unas horas. Pero sòlo me quedo hasta el vienres: más fugaz que nunca. Luego vuelvo a París porque debo ajustar algunas cuantas cuentas con la ciudad, aun. El Carmin, no sé. Mi futuro, más y menos cercano, pende de algunos hilos que otros tienen que manejar por mi. Y de sus decisiones saldrán mis vacaciones, acá, allá, entre medias...
Te mantengo informado, que tengo ganas de verte... A ver si esta vez no me puede la hora del miedo ;)