Páginas vistas en total

Follow by Email

miércoles, 25 de junio de 2008

Piano, piano...

Ayer, a eso de las doce y algo de la noche, se me abrió la cremallera de la sonrisa. La mitad de la "bohemia" -que palabro- vetustense abrió la puerta de un bar, al fondo vi un piano y después comprobé que se podía tocar... -sí Norma, acabé tocando... pero para los útimos cuatro, jeje-

Ni que decir tiene que este verano será más de una vez la historia de un sábado, o de un viernes, o de un miércoles... y yo seré, como siempre, el viejo perdedor de la canción.

Y hablando de tocar, julio suena a pianoconcierto privado...

4 comentarios:

Miss Cigarria dijo...

q no me pille en Cadiz, q no me pille en Cadiz!!!

Norma Desmond dijo...

Lo sabía, lo sabía, lo sabía... jooo, un martes, lo sabía. No me quiero perder la próxima. Ayer, bastaron cinco minutos en aquel bar, una caricia a las paredes de papel pintado, al piano, a los cojines rojos, para saber que se acababa de establecer un vínculo muy, muy estrecho. Para saber que serán muchas las visitas al local sola o acompañada. Por un momento sentí que había encontrado el camino de regreso a casa...
Un besito, o dos.

Laura Casielles dijo...

necersito saber de qué bar se trata, para próximos pasos fugaces....
Mañana vuelvo a la otra, nueva, casa, pero tenme informada si hay conciertos o primicias, ya adapto calendarios, que necesito soñar.

Jenny jirones dijo...

Un placer el encuentro casual de ayer, sr hoyestoyderesacaqueniteloimaginas.
Un besín muy grande.