Páginas vistas en total

Follow by Email

martes, 5 de enero de 2010

Su verdad era su único motivo, su trabajo era su única meta

Robamos de EFE EME un artículo que ha publicado Loquillo en El Periódico, titulado "Mi derecho de autor y de ciudadano".

Bravo por el Loco por decir lo que piensa, pero el problema no está en la calle, está en las oficinas. Cito textualmente el fragmento de “El manantial” que extrae Loquillo:

“Su verdad era su único motivo, su trabajo era su única meta. Su trabajo, no que se beneficiaran de él; su creatividad, no el beneficio que de ello obtendrían otros”

Me recuerda mucho a lo que hacen las discográficas/editoriales: obtener porcentajes abusivos a cuenta de los creadores. Antes había mucho pastel para todos y no llorábamos, pero ahora que hay que apretar el cinturón… ¿la culpa es de la gente?

3 comentarios:

Fran dijo...

Precisamente estábamos pensando hoy en publicar algo sobre lo que dice Loquillo.

Pero bueno, se resume perfectamente en tu segundo y cuarto párrafo.

Por otra parte... ¿por qué somos los menos culpables los que nos enfrentamos?

Es decir, ¿por qué algunos "obreros" de la música se enfrentan a los "obreros" del pueblo?

Yo eso no lo entiendo. No estamos unidos. Lo lógico sería que artistas y ciudadanos mirásemos hacia más arriba. Hacia las empresas, multinacionales, radiofórmulas... Creo que son más culpables. Alguien tendría que explicar por qué las discográficas que tanto se quejan de la piratería, luego tienen alianzas con compañías de telecomunicaciones que anuncian sus productos con eslóganes de "tarifa plana para bajarte todo lo que quieras". Joer, pero si hay algunas compañías que en sus anuncios te traducen la capacidad de la conexión con las canciones y películas que te puedes bajar.

Creo que hay que de dejar de buscar el blanco y negro. Tal vez la solución esté en el gris. Ya es hora de que dejemos de llamar a los artistas "chupóteros subvencionados", y que algunos artistas nos dejen de llamar "ladrones". Al final todos somos currantes.

Anónimo dijo...

Sabra Loquillo que gracias a internet pudo conocerse su musica en otros paises como Argentina,tantos y tantos otros grupos pudieron llegar a nuestros oidos por el gradioso y ya desaparecido Audiogalaxy, y ahora por el Ares y la mula.

Manolo D. Abad dijo...

Y os olvidáis de lo que más ganan en todo esto y con los que nadie se mete: las empresas de telefonía. Nadie se mete con ellas porque son las que más aportan al pastel publicitario (¿se atreverá ahora RTVE?) y sonlas quemás ganan (internet, politonos, ...). Por no hablar de esa campaña de una compañía en la que se nos ponía a los autores como unos vagos que trabajaban y publicaban por "ciencia infusa". Localizar al enemigo es el primer paso.